[Ciclo Spielberg] El imperio del sol

Steven Spielberg nos vuelve a proponer un viaje a otra época con esta El imperio del sol (Empire of the Sun, 1987), que nos cuenta la historia de un niño que, al verse accidentalmente separado de sus padres en tierras chinas por la invasión japonesa, tendrá que buscarse la vida conociendo a gente peculiar y viajando a través de un país que va descubriendo con cada paso. No es tampoco una de las películas más populares del director, pero… ¿significa eso que no contiene una gran calidad? Seguir leyendo para descubrir nuestra opinión.

Daniblacksmoke

Aún decidido a ganarse a la crítica, Spielberg continua con el drama. Esta vez evitando tanto sentimentalismo lo que hace que la historia obtenga un tono más realista. En esta ocasión se centra en una de las etapas históricas más recurrentes de su filmografía: la Segunda Guerra Mundial. Historia que ubicará en la invasión japonesa de China en 1941. En estos años, Spielberg ya era conocido también por su faceta de productor de las que actualmente se consideran clásicos de los ochenta –Regreso al Futuro, Gremlins, Poltergeist, entre otras- pero la más importante de estas para él fue sin duda Los Goonies (The Goonies, 1985). En ella podemos ver claramente que se trata de un producto Spielberg y es que de hecho el guión de dicha cinta es uno de los pocos que ha escrito en toda su carrera. ¿Y por qué saco esto ahora, diréis? Porque esta película le sirvió para comprobar que los niños pueden dar mucho juego como protagonistas. Lo que le inspiró para optar dirigir la adaptación de un libro que tomaba a cierto niño británico como protagonista. Esta sería su siguiente película, El imperio del sol (Empire of the Sun, 1987).

Para empezar, hizo un tremendo casting de algo más de cuatro mil niños. De los que salió un jovencísimo y desconocido entonces Christian Bale. Dicha elección se vio luego recompensada al verse el enorme talento del galés que sería objeto de elogios en las críticas de la película y que impulsarían al actor a seguir en el mundillo, y bien que hizo. Cabe decir que en la película contamos aparte con buenos secundarios como John Malkovich o Joe Pantoliano.

empireofthesun

Si en algo destaca la película es por su buen apartado artístico. Algo ya habitual en Spielberg pero no por ello menos bueno. La dirección y la banda sonora es otro punto fuerte en las películas de este hombre y en esta ocasión no falla. La película tiene varios momentos que se entonan épicos y fácilmente recordables. Logra transmitirte como pocos esa tensión que hay en varios momentos como el que acontece el final del primer acto, esa masa asustada de las calles de Shanghai. Me gusta mucho el enfoque de la historia que se centra en ese muchacho de familia acomodada y como va evolucionando. Así como su locura por los aviones de guerra. Otro detalle que me encanta es la canción emotiva, la llamada “Suo Gan”. Que se repite un par de veces y que es protagonista de una de mis escenas favoritas de la cinta.

Para concluir diré que es una de las películas más notables de Spielberg en mi opinión y de las que mejor recuerdo de mi infancia. A pesar de que le puedo poner pocas pegas, entiendo el batacazo que se acabó metiendo en taquilla en comparación con el resto de estrenos anteriores de nuestro querido director. Pero se recuperó poco a poco en el mercado internacional ya que el apellido Spielberg otra cosa no, pero atrae a masas locas. Esta vez, la Academia le otorgó seis nominaciones en los Oscars (todas técnicas) y cómo no, acabó por no ganar ninguna. Recomendable tanto para conocer algo más de este conflicto asiático que no ha sido tan reflejado como otros en películas sobre la Segunda Guerra Mundial como por ver la primera gran interpretación de ese actor tan cotizado actualmente como es Christian Bale. [8]

Daniel Escaners

Mi opinión sobre la película se podría resumir en que todo lo que la anterior cinta de Spielberg, El color púrpura (The Color Purple, 1985), hacía mal, El imperio del sol (Empire of the Sun, 1987) lo desarrolla con elegancia y un más depurado sentido de la emoción. Esta historia de un niño que debe sobrevivir en un país que prácticamente le es ajeno está contada con una gran inteligencia, dejando al espectador entrar en esa aparente familia perfecta y que sienta el agobio de verse perdido en las calles de una invadida China. No busca el giro dramático fácil (que está, claro), sino que va sembrando el terreno que durante las siguientes horas va a cultivar. Y esta es una gran diferencia en relación a su anterior film, que no paraba, desde el primer segundo, de buscar la lágrima del espectador, llegando a ser cansina. Spielberg aprende de sus propios errores.

Y es una historia trágica, por supuesto: somos testigos de escenas realmente duras, las condiciones de vida no son las más recomendables y llegamos a sentir angustia por lo que le pueda pasar a ese chico abandonado a su suerte, pero también es verdad que la película inyecta algunos gramos de humor, a veces negro, a veces inocente, con el fin de aligerar el peso dramático de la cinta. Para un servidor el resultado es más que satisfactorio, pues las dos horas y media de duración se pasan volando (y nunca mejor dicho). Tampoco vayáis pensando que os lo vais a pasar en grande y las carcajadas van a ser lo predominante, porque no es así en absoluto, pero que se rebaje un poco la intensidad en esta ocasión beneficia a la propia obra.

El-imperio-del-sol-1024x576

¿Otro factor destacable de esta película? Christian Bale, cómo no. Y es que a día de hoy es muy fácil decir que ya demostraba que era un gran actor y demás piropos, pues ya somos conscientes de la carrera cinematográfica que ha logrado desarrollar, pero es que es verdad: el chaval está impresionante. Ya desde niño dominaba el drama y el humor, sabía darle carisma a un personaje con el que el espectador necesitaba conectar y, esto es importante, no sobreactuaba (o no demasiado) en los momentos dramático-sentimentales. Todo un logro. Spielberg, tras la cantidad de chicos que pasaron por los castings, dio en el clavo.

El imperio del sol (Empire of the Sun, 1987) es una muy buena película, llevada con inteligencia y pulso por un Spielberg que ya empezaba a dominar todo este tema de los dramas históricos con fuertes puntos emocionales. El guión tiene ritmo, la música (y ese tema cantado) acompañan de maravilla y el conjunto se rebela como una suerte de aventura infatil en medio de una contienda que de infantil tenía poco. No es su film más duro, no quiere hacerte llorar, y ese es prácticamente su mayor acierto. Y bueno, el descubrimiento de un niño que desde el principio apuntaba maneras llamado Christian Bale. Vaya tela. [7’5]

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s