[Ciclo Cuarón] Gravity

La película que le hizo ganar el premio de la Academia a mejor Director. Una proeza técnica que maravilló a muchos y dejó indiferente a otros tantos. La mejor película de su año, aclamaban algunos. Gravity (íd., 2013) es una cinta que levanta pasiones y alimenta debates, y tenemos la suerte de que con ella vamos a cerrar, como decimos con los realizadores en activo, temporalmente, nuestro ciclo dedicado al director mexicano.

Daniblacksmoke

La creación de Gravity se remonta al año 2010, cuando Cuarón, junto a su hijo Jonás, comenzó a escribir el guión. Fue una vez terminado el libreto cuando se pusieron en contacto con el productor David Heyman, conocido por  su trabajo en la saga de Harry Potter de donde Alfonso y él se conocían, y quien confío plenamente en ellos y en su guión. La película acabaría convirtiéndose en un largo proyecto por la búsqueda de tecnologías apropiadas para plasmar las ideas que los Cuarón tenían en la cabeza. Probablemente con Gravity, Cuarón y su equipo tocaron techo en cuanto a premios se refiere. Se coronó con siete Oscars (de diez nominaciones) entre las que destacan al mejor Director, mejor Montaje o mejor Fotografía.

A día de hoy aún recuerdo lo que sentí al ver Gravity por primera vez en el cine, con 3D y todo. Pocas veces se pueden decir con la boca llena y sin dudas que has vivido una experiencia cinematográfica como lo que viví con ella en su día. Y sí, no soy nada partidario del 3D ya que me parece una técnica comercial para que las entradas cuesten más y tal, pero hay que quitarse el sombrero cuando alguien lo utiliza a su favor y consigue así una inmersión absoluta del espectador en la historia que está viendo. Y tengo que admitirlo, apenas puedo respirar y/o pestañear entre el minuto uno y el noventa, es decir, toda la película.

Es un portento visual, con todo lo que eso conlleva. Y se podría decir lo mismo del CGI que con lo del 3D, pocas películas actuales saben emplear inteligentemente las herramientas que las nuevas tecnologías proponen y hacerlas formar parte de la narración para que no sean meros añadidos. Se merecen todos los Oscars técnicos que ganó en su momento, es el ejemplo perfecto para mostrar a los detractores de los efectos especiales. Creo que con Gravity la industria del cine ha dado un paso más en su evolución histórica, y eso me parece algo a destacar. Ante la gran pregunta que todos se hacen, o más bien el miedo que muchos de los que la vieron en su día en el cine tienen, es si pierde viéndola en una televisión en vez de en una sala y en 3D. Sinceramente, algo de la experiencia sí se pierde, pero la película no cambia, sigue siendo igual de buena y se disfruta sin problemas. 

GRAVITY

Qué voy a decir ya que no haya o se haya dicho de la dupla mexicana por excelencia entre Alfonso Cuarón y Emmanuel “El chivo” Lubezki. Cada plano está lleno de un trabajo detrás palpable y cargado de una belleza innegable. Nunca me había sentido tanto en el espacio como con esta película, de hecho, juraría que si se la pongo a mi abuela (o a niños pequeños, vaya) y digo que la han rodado en el espacio se lo creería. El guión, aunque aparenta simple, me parece de un acierto brutal. El renacer de un alma perdida, como el de la Dra. Ryan Stone. El amor y arraigo a la Madre Tierra, la soledad, el instinto de supervivencia, etc. Las barreras que el personaje se va encontrado por el camino son cada vez más arduas y los momentos de tranquilidad son más cortos. La sutileza de como se van encadenando los acontecimientos me fascina así como la inmersiva banda sonora de Steven Price.

Gravity es un antes y un después en cuanto a lo técnico dentro de la industria. Una maravilla que todo aquel al que le guste un poco este gran séptimo arte debería disfrutar al menos una vez en la vida. Además, ¿cuantas películas cuentan con un reparto del que te sobran dedos de la mano al contarlo? Y sí, George Clooney hace de George Clooney con un traje de astronauta, pero Sandra Bullock -con el que probablemente sea el mejor papel de su carrera- consigue llevar el peso de toda la historia ella sola y sale ilesa de ello, incluso siendo una actriz que tenemos tan encasillada en una tipo muy especifico de películas que nada tienen que ver con esta. Si alguien de principios del siglo pasado viera esta película creería en la magia, y yo, sabiendo casi todos sus entresijos, a veces también pienso que es brujería. [9,5]

Pues nada, otro ciclo más terminado. Aunque de Cuarón seguiremos hablando de sus futuras películas, de eso no hay que preocuparse, ya lo sabéis. Ha sido una alegría poder completar la filmografía de mi mexicano favorito -con perdón de aquella persona que inventara los burritos- y ver cómo evolucionaba en su estilo y en lo que quería contar. Un autor que espero que nos tenga mil historias que contar aún. Yo ya me despido y nos vemos en el próximo ciclo del que para muchos es uno de los mejores directores de la historia del cine y un visionario.

Daniel Escaners

Para empezar, no creo que la limitación proveniente del sistema de proyección de una obra la beneficie en absoluto. Por eso fui en su día con miedo a ver Gravity al cine, con más ansias que ganas, con más sensación de querer quitármela de encima que yendo a disfrutar. Había que verla en 3D sí o sí. En caso contrario, muchos decían, te habías perdido una de las mejores experiencias cinematográficas en mucho tiempo. La película me gustó, por supuesto que me gustó, pero sufrí el tan manido efecto de las expectativas: quizá no era para tanto. El 3D estaba aprovechado de una forma terriblemente inteligente, pero qué le iba a hacer, no era (ni soy, y dudo que seré) de 3D. Es una técnica destinada a la inmersión que al final, entre las gafas y lo forzado de algunos planos (ese tornillo que avanza hacia la cámara para crear el efecto), acaba siendo más una molestia que un añadido.

Por eso, mientras metía el disco en el reproductor para revisionar la película, no me podía sacudir la sensación de que esta vez la iba a disfrutar más. No la vería en 3D ni en pantalla grande, pero el factor expectativas esta vez jugaba a mi favor: sabía a lo que me enfrentaba, conocía la experiencia, y ahora la quería ver desde un punto de vista más cinematográfico, parándome a observar las decisiones que Alfonso Cuarón había realizado para llevar a buen puerto una odisea técnica como esta. Y así ha sido: no solo he disfrutado más Gravity en este segundo visionado, sino que he confirmado que, para un servidor, es una película enorme en muchos sentidos.

Tuvo que ser muy complicado desarrollar un guión como el de esta película. No por su complejidad a la hora de jugar con los conflictos personales (bastante sencillos) ni por la dificultad a la hora de encontrar los puntos de giro (bastante predecibles), sino porque la historia estaba limitada a un espacio (nunca mejor dicho) muy específico, un campo de arena en el que es muy complicado construir castillos. El guión es muy básico, sin grandes florituras, pero bien equilibrado y sabiendo, además de jugar con las metáforas del nacimiento, justificar aquello en lo que se apoya el film, es decir, el apartado visual. No importa si es en una pantalla de cine o en el televisor de tu casa (abstenerse móviles), el resultado técnico es una verdadera locura, una “sacada de chorra” que Cuarón, Lubezki y su equipo realizaron con, imagino, sudor y lágrimas. El resultado es digno de alabanzas y estudio.

gravity_web_10

Cuarón demostró una pericia total a la hora de realizar planos secuencia en su anterior película, Hijos de los hombres, y en Gravity la vuelve a afilar no solo a la hora de la planificación y la resolución, sino provocando que gran parte de la cinta tenga la apariencia de una gran secuencia. Los cortes, sujetos al montaje (en el que el propio director participó), provocan una fluidez estupenda, una ingravidez que le viene como anillo al dedo a la historia y que nos conduce con gracia a lo largo de la hora y media que dura. No todo es perfecto, sin embargo. El plano actoral tiene sus luces y sombras: George Clooney realiza un personaje tan carismático como anecdótico, y Sandra Bullock, encargada de llevar el peso de la película, desarrolla un buen trabajo corporal (imagino que el rodaje fue una tortura) pero, a la hora de interpretar las escenas intimistas, se revela como lo que es, una actriz limitada que no da más de sí.

En todo caso, Gravity es una gran película. Entiendo que no convenza a mucha gente y que no todo el mundo abrace esa experiencia cinematográfica apoyada en un guión tan trabajado como simple, pero qué le voy a hacer si yo (nací en el Mediterráneo), en este segundo visionado, he aplaudido ante algunas secuencias de puro cine. Y con esto y un bizcocho, a Gravity le pongo un [8].

Qué rápido se ha pasado el Ciclo Cuarón. Es lo que tiene venir de una filmografía como la de Spielberg, bastante más extensa que la del mexicano. En todo caso, me llevo dos noticias muy positivas en cuanto a mi experiencia en este ciclo: el descubrimiento de Y tu mamá también, película que disfruté bastante, y la confirmación de Gravity como una gran película. Que su entrega de Harry Potter e Hijos de los hombres eran buenas ya lo sabía, y de sus tres primeras películas, a pesar de no desagradarme en exceso, tampoco guardo demasiado buen recuerdo. En todo caso, es hora de seguir avanzando… con un autor… único, espacial, mecánico, metálico, resplandeciente, glorioso… Muy pronto en vuestra pantallas (invisibles).


Las películas favoritas de Alfonso Cuarón para los lectores de La Pantalla Invisible -que han participado en la encuesta- son: en primer lugar Hijos de los hombres (Children of Men, 2006); en segundo lugar Gravity (íd., 2013); y el tercer y último lugar lo ocupa Harry Potter y el prisionero de Azkaban (Harry Potter and the Prisioner of Azkaban, 2004). 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s