Calle Cloverfield 10 | Monstruosamente claustrofóbica

Monstruoso (Cloverfield, 2008) sigue siendo a día de hoy un claro ejemplo de una película con una fuerte campaña de marketing viral, la cual despertó la curiosidad de miles de futuros espectadores que le darían bastante fuerza en la taquilla. Dicho proyecto fue llevado a cabo por J.J. Abrams (ejerciendo de productor) y su gente de Bad Robot. Ahora, ocho años después de aquella, se estrena Calle Cloverfield 10 (10 Cloverfield Lane, 2016).

Algunos ya conocíamos por encima ese proyecto de relativamente bajo presupuesto que producía Bad Robot de nombre The Cellar o Valencia, según cuando empezaras a saber del mismo. Y se guardaron la sorpresa hasta casi el final pues no fue hasta el 15 de enero de este mismo año, es decir, casi dos meses antes de su estreno mundial, cuando se mostró el primer trailer y el que sería su título final, revelando que se trataba de una sucesora espiritual de Monstruoso. Algo impensable en una industria actual en la que empiezan a mostrar contenido promocional de las películas casi un año antes del estreno. Pero a Abrams, un señor que sabe bastante de controlar la expectación y la sorpresa, ha vuelto a salirle una buena jugada en la taquilla. Sin embargo, se le vuelve en contra el tener que encajar esta película en una franquicia de la que no formaba parte desde un principio. Y es que no tiene nada que ver con la ya citada. Ni comparte género, ni comparte personajes y ni comparte universo. La única relación que tiene con aquella, desgraciadamente, es su título.

Sobre Calle Cloverfield 10 es mejor ir al cine sin saber mucho de ella, más bien lo mínimo o nada. Tranquilos, no os voy a contar nada más allá de lo se puede ver en el trailer y que yo considere un spoiler. A grandes rasgos la historia nos lleva a una mujer que tras sufrir un accidente de coche se despierta en una especie de sótano/refugio, siendo cautiva de un extraño tipo. Este le explica que ha habido un ataque de algún tipo y el mundo exterior está inhabitable. Aquí empezará el juego de intriga y misterio de la protagonista por descubrir si lo que su salvador (o secuestrador) le cuenta es cierto o una mentira para retenerla allí. Para que nos entendamos, juega más en la liga de La habitación (Room, 2015) que en la de Monstruoso. Es una típica historia de un único escenario con personajes encerrados en él, donde vemos la convivencia de unos con otros. En este caso, la tensión se palpa en cada escena que los personajes interactúan entre sí.

10-cloverfield-lane-image-2

Con Calle Cloverfield 10 Dan Trachtenberg debuta en la dirección de largometrajes; anteriormente ha dirigido algunos spots publicitarios de grandes marcas y el conocido corto sobre el juego Portal, Portal: No Escape. El debutante le aporta al filme una atmósfera bastante asfixiante y claustrofóbica, lo que hace más fácil la inmersión en la intriga de la trama; incluso una buena lista de giros de guión. Es, precisamente, el libreto lo que más cojea de todo el conjunto.  En particular su  final, que no encaja con el espíritu que se había establecido en el resto de la obra. Pero la historia en general no quiere contar mucho, se limita a hacer entretenidos unos agradecidos 100 minutos. 

Si hay algo realmente destacable, ese es John Goodman. La crítica estadounidense, que por cierto, ha puesto la película por las nubes, ya empieza a considerar su interpretación para la próxima temporada de premios. Y no, no es para tanto. Para mí no es ni una remota posibilidad que acabe nominado en los grandes premios, aunque eso no quita que Goodman nos deje una gran interpretación. Es el actor perfecto para el personaje que interpreta, de eso no hay duda.  Si os digo otros papeles a los que me recuerda que ha hecho anteriormente podría considerarse en el límite del spoiler, así que ahí queda. Por otro lado, Mary Elizabeth Winstead no está nada nada mal, cumple de sobra su rol. A ver si a partir de este papel protagonista consigue más y hace despegar su carrera, porque me parece bastante interesante esta actriz. Por otro lado, la banda sonora de Bear McCreary (compositor habitual de series de tv) es excesiva, no deja espacio para respirar entre escenas y tampoco es que sea una partitura muy memorable. El montaje, eso sí, es bastante correcto. Sin él esa intriga incesante y esa sensación de constante tensión se reduciría a la mitad.

Para bien o para mal, la comparación con Monstruoso es inevitable. Y creo que aunque no haya excesiva diferencia cualitativa entre una y otra, la de 2008 me parece algo superior. Esta también es bastante más convencional de lo que lo fue aquella en su momento. En definitiva, Calle Cloverfield 10 es un thriller psicológico efectivo y que no falla a la hora de entretener. Quizás se disfrute más como película individual que teniendo la marca Cloverfield en ella, pero esto le aseguraba un buen número de espectadores de más. Y ya conocemos a Hollywood. [★★★]

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s