Escuadrón Suicida | Decisiones de locos

Tras ver como se estaba iniciando este nuevo universo cinematográfico que DC se trae entre manos desde El hombre de acero (Man of Steel, 2013) y como les fue con la reciente Batman v Superman: El amanecer de la justicia (Batman v Superman: Dawn of Justice, 2016), tenía ganas de volver al cine para ver como evolucionaba todo esto. A priori, quizás esto pueda sonar chocante, especialmente si tenemos en cuenta que para mi Batman v Superman ha sido una decepción enorme y que le tengo un cierto asco a la cinta, pero es cierto. Quería ver si DC era capaz de salir al paso con la película que, de primeras, me chocaba más, Escuadrón Suicida (Suicide Squad, 2016). Tenía esperanzas. Juro que las tenía.

La verdad es que la decisión de dedicar una película entera a las pericias —en este caso al origen— de este grupo de locos/psicópatas y llevarla a cabo en la primera fase de este nuevo universo de DC me parecía una decisión arriesgada. Eso es un punto a favor. Sonaba a la típica película que parece que va a desentonar, y eso es lo que DC necesitaba, una maldita película que rompiese los esquemas y cambiase un poco el pésimo inicio que habían tenido. Quizás ahora no tenían a Superman o Wonder Woman, pero se habían confirmado las apariciones de los míticos Batman y Joker así como la presencia (y esperado protagonismo) de la carismática Harley Quinn, entre otros. Por otro lado, los trailers cada vez pintaban mejor. Seguro que casi todos habéis visto el trailer con Bohemian Rhapsody de fondo y el tren del hype os golpeó de lleno. Pues bien, cuando sales de ver la película lo que te golpea de lleno es la realidad. Si no han sido capaces de llevar bien una película donde Superman y Batman se daban de piñas, ¿qué esperábamos de este experimento? Ahora me siento un iluso.

98Q2RYII31SGuo4B0FXviZ1KuSP

La película comienza con las presentaciones de Deadshot (Will Smith) y Harley Quinn (Margot Robbie) y ya, desde aquí, la propia cinta se va a encargar de recordarnos varias veces que, aunque en el escuadrón sean más, el protagonismo va a recaer plenamente sobre estos dos. Me parece bien, ambos personajes me parecen interesantes. Bueno, me parecían, porque han conseguido que salga sin ganas de volver a ver a Deadshot en el cine, pero ni como cameo. Will Smith en el increíble papel de Will Smith haciendo de Deadshot, que si algo ha demostrado este señor en toda su carrera es que sabe encasillarse, que no se diga lo contrario. Y ojo, que todavía este no es el problema: te presentan a Floyd Lawton desde el principio como un personaje que tiene una serie de motivaciones personales muy marcadas —extremadamente marcadas, de hecho—. Se encargan de recordarnos estas motivaciones cada vez que pueden, llegando a escenas tan brillantes como Deadshot observando un escaparate. Se cargan estas motivaciones en el primer maldito momento que tienen. Y ni se lo piensan, ojo, todo de golpe. Lo de ser consecuentes con el desarrollo de un personaje como que no les gusta mucho.

De hecho, si algo me ha dejado claro Warner es que eso de consecuencia no lo entienden muy bien. La relación de Harley Quinn y Joker es muy famosa, no solo por aquellos seguidores de Batman y tal, si no que es una relación muy conocida de forma general. Esta relación se caracteriza por ser de lo más enfermizo que te puedas encontrar ya sea en cómics, series, videojuegos, etc. Es una relación tóxica a más no poder y no es precisamente un ejemplo a seguir. Pues bien, ahora nos tenemos que tragar que Joker ama a Harley y que haría cualquier cosa por ella. Y nos tenemos que tragar que eso es bonito. Que el hecho de que la torture y la utilice es algo… ¿romántico? No, señores, no. Este es un tema peligroso, es un tema con consecuencias a nivel social. No podéis hacer esto en una película que, de hecho, se espera que tenga bastantes espectadores. No podéis.

70mPrCMhjGVWlED1jw3N5RcuwNg

Y ya que estamos hablando de Joker, menudo personaje más… ¿regulero? Ni si quiera sé si esa es la palabra. Me parece que Jared Leto está excesivamente desaprovechado, que podría haber dado un personaje mucho mejor. Y no es culpa suya, es culpa del guión y, según parece, de las escenas que han sido recortadas. Que ya que tanto bombo le habéis dado a la aparición del personaje en la cinta, digo yo, que no os costaba nada darle los minutos que se merece o que, directamente, se esperaba que tuviera. Con Batman y Affleck más de lo mismo. Muy buenos los diez segundos que sale en pantalla. Increíble.

Realmente, después de todo esto, la cinta es entretenida, una película de acción más con algunos puntos de humor y tal. No ha resultado ser lo prometido en absoluto, metiéndose por ahora la primera en mi lista de decepciones del año. No es lo que DC necesitaba ni de lejos y menos con unos fallos tan importantes. Me veo incapaz de aprobar esta película aunque haya sido capaz de entretenerme. También me veo incapaz de tener esperanzas con las próximas películas relacionadas a este universo. Lo siento, DC, pero os vais a tener que volver a ganar mi confianza. [★★]

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s