Archivo de la categoría: De escena en escena

El graduado: la incertidumbre permanente

Ahora que, con nostalgia, celebramos películas sobre viajes en el tiempo, no parece otra cosa que oportuno hablar sobre el futuro. En la trilogía de Regreso al futuro (Back to the Future, 1985), Robert Zemeckis planteaba la idea de que estamos a tiempo de tomar las decisiones correctas, estamos a tiempo de no cometer errores que marquen nuestras vidas. Aún cuando la situación era la más dura (perder a tu trabajo, perder a tu familia), si Marty McFly había tomado el camino equivocado, todavía estaba a tiempo de corregir las circunstancias.

Seguir leyendo El graduado: la incertidumbre permanente

Anuncios

A propósito de Llewyn Davis y el aparente adiós

Llevo un tiempo obsesionado con A propósito de Llewyn Davis (Inside Llewyn Davis, 2013). Supuso mi primer contacto con el cine de los hermanos Coen, y aunque al salir de la sala no la consideré una gran película -que sí buena-, a día de hoy y tras un revisionado se mantiene en mis pensamientos, mirándome a los ojos y negando con la cabeza a la pregunta de si tiene intención de irse pronto. Quizá sea mejor así.

Seguir leyendo A propósito de Llewyn Davis y el aparente adiós

Moulin Rouge: la intimidad y el exceso

Después de tres entregas de esta sección dedicadas a hablar ligeramente sobre escenas muy serias, inquietantes y duras, me apetecía abrir un poco la ventana para que entrase aire fresco. Qué mejor forma de hacerlo que con uno de los mejores momentos de una película excesiva y maravillosa llamada Moulin Rouge (íd., 2001), dirigida por el también excesivo Baz Luhrmann y protagonizada por dos actores estupendos: Ewan McGregor y (la por aquel entonces increíble) Nicole Kidman.

Seguir leyendo Moulin Rouge: la intimidad y el exceso

Mommy y el sueño eterno

Decidir que iba a llevar a esa obra maestra titulada Mommy (íd., 2014) a nuestra sección De escena en escena me brindaba la posibilidad no solo de volver a recomendar una de las grandes películas de los últimos años sino pararme detenidamente a hablar sobre uno de sus momentos. El problema también estaba ahí: qué escena, o secuencia, escoger. Toda la película es memorable, pero hay cuatro o cinco instantes que bien se podrían mostrar en las escuelas de cine. Hablemos, evidentemente con spoilers, de uno de ellos.

Seguir leyendo Mommy y el sueño eterno

El bosque y la confianza ciega

Estos últimos días he estado ocupado, en cuanto a mi vida cinéfila se refiere, a visionar la filmografía de uno de los directores más odiados de la actualidad, al que se le mira con ojos de tristeza ante la decadencia mostrada en sus últimas obras: estoy hablando de M. Night Shyamalan. He disfrutado con algunas de ellas, como El sexto sentido (The Sixth Sense, 1999) o El protegido (Unbreakable, 2000), y me he llevado las manos a la cara gracias a aberraciones como El indicente (The Happening, 2008) o Airbender, el último guerrero (The Last Airbender, 2010). Sin embargo, no estoy aquí para analizar todas sus películas e intentar sacar una conclusión de por qué se encuentra en la situación actual (da para otro artículo), sino para hablar de una escena concreta de la que es para mí una de sus mejores películas, El bosque (The Village, 2004).

Seguir leyendo El bosque y la confianza ciega